sábado, 12 de diciembre de 2015

"Perdóname"

No estoy en una estación de tren, pero valdrá. Foto por cortesía de Alba Calejero.
El otro día, al publicar la cuarta antología poética, me di cuenta de lo abandonado que está el web y... bueno. Me pareció buena idea seguir sacando textos y darle algo de vida.

Por ello he revisado, y ahora publico este relato, escrito a principios de 2012 (ha llovido), y considerado por algunas personas, con las que no termino de estar de acuerdo, una de mis mejores obras. Con sus fallos, y gordos, está claro que sí que fue sin duda un punto de inflexión, pues me espoleó a enfocar de manera distinta el trabajo con los relatos y la prosa "breve", y aún a día de hoy es el relato más extenso que haya escrito.

Ha pasado por un intenso proceso de revisión y es, de hecho, el texto que más veces he revisado, durante tres años y medio. No lo he publicado hasta ahora, que creo tengo una versión definitiva de lo escrito. He intentado, eso sí, que los cambios en cuanto a estilo y temática sean mínimos, para respetar el espíritu de mi yo de 18 años: simplemente he pulido, reescrito donde era menester, y talado fragmentos innecesarios y con poco sentido.

Sin más dilación, los enlaces:



Y, por favor, no lo leáis si estáis tristes. Quizá ya sea tarde para avisar, pero es uno de mis textos más deprimentes, y eso es decir muchísimo.

Que lo disfrutéis, llueva o no eternamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario